Partiendo de las expectativas que VENCERÁMICA tenía con respecto a la nueva cara que debía tener su showroom, el equipo de Vivian Dembo Arquitectura se dio a la tarea  de concebir piezas sanitarias, con la negociación absoluta en mente a utilizar los materiales convencionales presentes en una sala de baño.

La manera de mostrar cada producto obedeció a la decisión de mezclar materiales de fuerte con débiles, dándose así híbridos tan interesantes como la sección de pocetas, consideradas visualmente pesadas, que fueron colocadas en plataformas de cristal agrietado que levitan sobre una piscina de rocas.